Blog

Dedícate Tiempo a ti Mismo

Dedicarte cada día un tiempo para ti mismo es imprescindible, es la forma de cuidarte, de quererte, de mimarte, de reforzar tu autoestima. Crear este hábito es invertir en ti, en ser más consciente de ti mismo y tus necesidades, es responsabilizarte de tu bienestar.

Está bien pensar en los demás y ayudar cuando hace falta, pero primero tienes que mirar por ti para poder estar bien con los demás. Si no te cuidas tu, no puedes cuidar a los demás. Pensar así puede parecer egoísta, porque es lo que la sociedad, la educación y otros factores externos nos han enseñado.

Si antepones a los demás a ti y dedicas más tiempo a los demás que a ti mismo, te desgastarás, perderás energía y dejarás de ser tú. Harás todo por y para los demás, y tu vida estará en manos de otros, no serás libre para tomar tus propias decisiones. La culpabilidad si no lo haces, reforzará esta dinámica de actuación.

Atrévete a romper estas cadenas, aprende a decir no, a elegir asumiendo las consecuencias, a defender tu espacio y tu valor. Enseña a los demás lo que vales, haciéndote valorar.

Tú eres importante. Tu tiempo es importante. Lo que haces es importante. Por esta razón, mimarte durante unos minutos al día con pequeñas cosas como bailar, meditar, hacer yoga, pintar o simplemente darte una ducha relajante con la conciencia plena es aprender a darte valor. Aprender a escucharte, a saber lo que necesitas.

Es necesario saber estar a solas con uno mismo, mirarse hacia dentro, hacia el interior para aprender a conocerse y escucharse.

 ¿Cuándo vas a empezar a dedicarte tiempo a ti mismo como una rutina diaria más?

0